Neandertales en Asturias: ¿mejor explicado en el NYT que en la prensa española?