Tras corregir factores parentales, la Fertilización In Vitro no aumenta riesgo defectos congénitos, al contrario de lo que dicen ABC y La Nación